Customer Experience significa entender cómo piensa el cliente, qué es lo que realmente valora y qué hacer para sorprenderlo y superar sus expectativas; ir más allá de su discurso.

Para BRIYAM existen 3 pasos fundamentales para medir la experiencia del cliente:

Cuando tus clientes eligen ir de compras tienen que tomar varias decisiones importantes: ¿Dónde comprar? ¿Cuánto gastar? ¿Qué marca? ¿Cómo efectuar el pago? Es de vital importancia determinar cuáles son sus atributos más importantes, ya que las acciones de mercadotecnia serán más contundentes al momento de interactuar con sus clientes.

Briyam cuenta con una metodología llamada Key Purchase Drivers que tiene como ventaja obtener las variables más impactantes al momento de elegir un producto.

¿Está satisfecho con el servicio que le brindaron? ¿Encontró todo lo que buscaba?

Son formas directas para determinar si los procesos de atención han sido correctos durante la experiencia de venta. Es fundamental tener en cuenta estos puntos para hacer planes de mejora con el servicio brindado al cliente y evolucionar de forma favorable a través del tiempo.

Briyam cuenta con la metodología llamada Key Satisfaction Drivers que tiene como objetivo principal obtener los momentos de verdad que desarrolla un cliente con un producto o servicio.

Una vez consumada la compra o vivido el servicio, tus clientes obtienen un panorama de acción muy amplio, ya sea que continúen comprando o que abandonen la marca. La forma en la cual interactúa la empresa con estos clientes es decisiva para plantear esquemas de lealtad y medir si las acciones de retención han sido exitosas para mantener e incrementar sus ventas.

Briyam cuenta con la metodología llamada Key Satisfaction Drivers que tiene como objetivo principal obtener los momentos de verdad que desarrolla un cliente con un producto o servicio cuando se sitúa en un contexto de servicio post-venta.

Beneficio para tu empresa

Así lo resumimos…